Remisión (fe de errata)

Al publicar el texro Remisión omití el siguiente concepto, que muy amablemente una hermana me puntualiza:

La remisión se inicia con la reconciliación con Dios, al creer y aceptar la obra redentora de Cristo, abriéndole las puertas de nuestro corazón y de nuestra vida. Entonces surge una comunión con Dios a través del Espíritu Santo.

Estas palabras me han hecho reflexionar en lo siguiente:

Hay momentos en los que disputamos contra Dios; no importa el motivo de nuestro reclamo, la mayoría de veces esa disputa es basada en la NO ACEPTACIÓN al trato de Dios con nosotros.

Es decir, que si al reconciliarme con Dios acepto su obra redentora, estoy también aceptando que todas las acciones que Dios realice en mi vida para garantizar mi salvación son buenas y validas para mí. Pero hay veces que me siento que en mi opinión no se están haciendo las cosas de la manera correcta.

Es ahí donde la aceptación es parte de nuestra sumisión a Dios. Y veo que donde no he sido sumiso y no he aceptado la obra redentora de Jesucristo; son áreas donde tengo lagunas. Eso me lleva al barbecho, para poder nivelar mi terreno y la zapata de mi fe.

¡Dios le bendiga! Y gracias por dejarse usar por el Espíritu Santo.

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s