Demagogia tecnológica

El avance tecnológico siempre va a ser propuesto y patrocinado por los que pueden hacerlo; ahora bien, dentro de la sociedad de consumo vemos que para que la «masificación» sea rentable, es necesario promover el derecho a la «libertad de compra» para lograr tal fin.

Se le dice a la mayoría que reduce la brecha de su pobreza solo con comprar un objeto tecnológico o por el uso de un servicio, como una línea celular o el uso del Internet. Pura demagogia, cito a Aristóteles.

«Lo que distingue esencialmente la democracia de la oligarquía, es la pobreza y la riqueza; y donde quiera que el poder esté en manos de los ricos, sean mayoría o minoría, es una oligarquía; y donde quiera que esté en las de los pobres, es una demagogia. Pero no es menos cierto, repito, que generalmente los ricos están en minoría y los pobres en mayoría; la riqueza pertenece a pocos, pero la libertad a todos. Estas son las causas de las disensiones políticas entre ricos y pobres.» Artistóteles.

Es cierto que existe una democratización del uso de la tecnología en nuestro país, es un negocio lucrativo, rentable; pero no lo es la educación, la salud y la provisión de energía de forma masiva.

No ignoramos que la provisión de éstos servicios para la oligarquía es rentable. Tenemos democracia en porciones o en modelos de negocio lucrativos. Pero hay existe oligarquía cuando el Estado no gobierna para la mayoría (como el caso que no puede proveer los servicios básicos para los más pobres).

¿Dónde nace la demagogia tecnológica?

Cuando vemos el discurso que estamos apoderando de tecnología a los pobres; cuando les damos un pc que nunca podrán encender con 18 horas de apagones, que no van a entender el inglés o los términos de un manual porque no van a una escuela, o simplemente no hay alimentos sufientemente económicos para comer y dar combustible a las neuronas.

Esta clase de demagogia, quiere confundir los términos de tecnología y desarrollo en uno mismo, significando una misma cosa, siendo erróneo, para que exista desarrollo:

«…se hace necesario un Estado capaz de asegurar las condiciones que permitan al paí­s avanzar hacia el desarrollo humano, es decir un Estado que otorgue más y mejores oportunidades a sus ciudadanos y ciudadanas, igualmente distribuidas, y respetando plenamente las elecciones que éstos y éstas hagan.» Adriana Velasco, PNUD

Si el pueblo demanda, agua, electricidad, educación básica en vez de computadores (como tecnólogo hablo), no es posible que la necesidad de imponer una Demagogia Tecnológica, ¿es más grande que la voluntad popular que es sinónimo de nuestra democracia?

Gracias a Dios, parte de nuestra sociedad no duerme…

Fue culpa de Wali #6

Hemos descubierto el nombre del Jefe de Wali. Pero indagando más, nos dimos cuenta que existen otros familiares de Gastón Lottuyo en nuestro país:

  • Gastté Lottuyo,
  • Coggí Lottuyo,
  • Robbé Lottuyo,
  • Mellevé Lottuyo,
  • Tommé Lottuyo,
  • Saliccon Lottuyo,
  • Mepusse Lottuyo,
  • Negoccié Lottuyo,
  • Ganné Lottuyo,
  • Mefuiccon Lottuyo,
  • Tumbbé Lottuyo,
  • Romppí Lottuyo.

Existen otros nombres más que componen la genealogía de la familia Lottuyo. En próximas entregas veremos el origen y la penetración de esta familia en nuestra sociedad.

Error: Las páginas creadas no se borran

Comúnmente si navegas en el Internet, tratas de ir avanzando a lugares que has visitado anteriormente a través de los bookmarks que dejas en tu computadora. Muchas veces vemos este intento fallido, porque la página que buscas no existe.

¿Falta de conocimiento o experiencia?

Existe una mala práctica en el mercado local, típica de la mayoría de webmasters, que consiste en eliminar las entradas anteriores de un sitio que se actualiza. Cuenta tiempo para Google y otros buscadores el indexar nuevamente el sitio actualizado, por lo tanto, los errores 404 son frecuentes para los usuarios.

Un ejemplo que voy a tomar es el sitio del Listin Diario. Éste tenía un historial de artículos en-línea que datan del año 2000 (y quizás más atrás), donde había parte de la historia contemporánea de nuestro país. Buscar una referencia era fácil, porque al ser uno de los primeros periódicos digitales, tenía el mayor contenido disponible.

Pero al cambiar el sitio, simplemente la sección de Ediciones anteriores dejó de funcionar. Hoy buscando me pude dar cuenta, que ellos están alimentando las entradas anteriores (eso espero) en el nuevo sistema y que solo están disponibles algunos meses del 2007 en adelante.

Es penoso, pero este sitio web (por mala consulta o simplemente hacer lo que llamamos, borrón y cuenta nueva) perdió parte del tráfico por el simple hecho de no dejar un area Legacy para ir satisfaciendo la demanda en lo que se restablecía el sistema nuevo. sólamente tienen que verificar en su reporte de estadísticas (si poseen una buena) las cifras de errores 404 y 500.

Pensamos que el cambio aporta, ¿y si no?

Generalmente el cambio de GUI de los sitios de internet, representar una revitalización para los mismos, pero si no se tienen en cuenta ciertas reglas de usabilidad (como el mantener la ruta anterior de los contenidos , como en este caso) podemos tener un impacto visual que no rinda beneficios para nuestra marca.

El primer indicador es que empezamos a tener menos visitantes recurrentes. Aquellos que frecuentan nuestro sitio, generalmente regresan por Bookmarks y enlaces, muy raramente los usuarios digitan nuevamente la url. Esto provoca, que si en su gran cambio usted ni sus asesores o diseñadores hicieron un cambio radical al sitio -tan radical que cambiaron la ruta de los folders, usted está empezando a perder tráfico.

¿Qué se puede hacer?

Primeramente si usted se da cuenta que su webmaster no sabe lo que usted le está preguntando, no continúe con él, quizás está experimentando con su sitio, ya que es primo o amigo de alguien que usted conoce.

Segundo, trate de que no le mareen con palabras como Tácticas SEO, Posicionamiento Orgánico o la frase gastada: «Estuve hablando con Google ayer». Le digo como fundador de la primera empresa que es Google Solution Provider en el país, que uno no habla tanto con Google como los webmasters dicen.

Tercero, revise bien qué herramientas posee para determinar si su sitio tiene resultados comparados con el anterior. Si no sabe que variación porcentual (%) ha tenido, entonces usted es como un murciélago, no está viendo y se guía por lo que oye. Las herramientas básicas para auditar un sitio son: Las analíticas web (lo primero después de su Blackberry), Log Servers (si los posee), Google Webmasters Tools, Indices de Ranking (alexa, google pagerank), Adserver (si posee).

Cuando llega el experto, no hay dinero

Si usted cumple con todos los puntos, felicidades. Si entiende que puede tener un inconveniente porque no sabe cuál es el Status Quo de su sitio, es momento que indague y busque manos expertas.

Desafortunadamente cuando llega el experto, el dinero se ha acabado; muchas veces es muy cuesta arriba normalizar un proyecto, provocando que se coloque en Stand-by hasta el año siguiente (cuando hay presupuesto) creando esa famosa congelación del tiempo que es muy común en la red dominicana.

Es menester de los mercadólogos, que empiecen a apoderarse de sus sitios web y vayan tomando conciencia del beneficio de los mismos a sus estrategias locales. Le aseguro que cuando usted tome el control y aprenda lo necesario, su sitio va a funcionar mejor y podrá satisfacer las necesidades de toda su clientela.

Wali en Technocracia

Ayer recibí la grata noticia de que las historias de Wali están siendo publicadas en el blog Technocracia.com, que dirige mi amigo y colega, Juan José Calcaño. Agradezco la gentileza de poder distribuir este experimento mediático en un sitio estable y renombrado en la Blogósfera.

Con este paso nuestro «invento» tiene un nuevo canal de distribución, que en términos mercadológicos significa que tiene una mayor exposición para cumplir los objetivos por lo cual fue creado. Luego les comentaré sobre los mismos.

Fue culpa de Wali #4

Acostumbrados a la «garata con puño», muchas de las políticas sociales que deben reducir las brechas sociales, se convierten en juegos de pulso entre sectores que sólo quieren sacar su tajada de las situaciones conflictivas.

Es momento de pensar que definitivamente debemos terminar con todos los elementos que producen un atraso moral y social en nuestra sociedad. No es eliminar al sindicalista, ni al mediador, pero si es impedir que surjan burgueses o candidatos a la corona del estado dominicano.

Lo demás, se los dejo de tarea…

Fue culpa de Wali #3

En estos días el blog se ha desviado un poco de los temas de tecnología, por razones ajenas a mi voluntad. Ahora remotamos con Wali a la cabeza. La pregunta es: ¿El desarrollo humano es para mejorar la calidad de vida, no?

La falta de fe genera crisis

Leyendo algunas líneas sobre la crisis económica que afecta a los mercados globales, pude leer una nota interesante en el Diario Libre, era una carta de un economista que apuntaba que la falta de fe en el papel moneda (en este caso el dólar) provocaba la crisis y que eventualmente nos veremos forzados a volver al antiguo Oro, que conserva aún su valor.

Valor no creíble

Esto me puso a pensar en lo difícil que es este siglo, les explico por qué: Todo el sistema financiero global está basado en la confianza del papel moneda emitido por cada gobierno, dicho papel moneda es avalado por las reservas en oro de cada nación. ¿Dónde viene el problema? Hay muchas economías como la nuestra, que no tienen reservas en Oro, sino en un papel moneda fuerte (es decir, de mucha confianza o en términos eclesiásticos, que le tenemos fe) que es el dólar.

¿Qué es lo que sucede? Que el papel moneda y por ende, las transacciones y operaciones relacionadas al mismo adquieren muchas veces un valor por encima de lo normal, eso sin contar con la ola de créditos que inflan la economía haciéndonos creer que hay abundancia, pero la verdad cruda es que el valor muchas veces es mayor que las mismas reservas.

Parábola financiera

Ese mismo caso ocurrió en la oficina donde laboro y nos enseño tanto a mí como a mis compañeros de trabajo lo que está pasando a nivel global: Todos cumplimos años en algún día del año, en ese día los compañeros del festejado reúnen 200 pesos cada uno para darlo como regalo (el cual puede darse en efectivo). En total son entregados unos 2,000 pesos; muchas veces sucede que hay cumpleaños consecutivos y hay un uso de que el festejado de un día anterior deja excento del pago (crédito) al próximo festado. Es decir, que éste cobra 1,800 en su cumpleaños, con la garantía de que en el próximo cumpleaños no tiene que pagar la cuota.

Hasta ahora todo está bien, pero ¿qué sucede cuando alguien se ausenta y no paga su cuota? Generalmente se le acumula y lo paga cuando regresa. Ahora viene el enredo que nos llevó al punto que planteo: Cuando regresa el viajero, éste propone pagar a los festejados que no ha dado su regaldo (o sea, los 200 pesos). Los festejados les indican que prefiere que él (el viajero) pague la cuota de ellos al próximo festejado del mes; éste les confirma y deja saldada la deuda él tiene con ellos. Ellos asumen y entienen que han saldado con el próximo festejado. ¿Qué sucedería si el viajero no le paga al próximo festejado? Simplemente cae la confianza en la oficina y el sistema pierde credibilidad, mientras tanto hay más de 200 pesos en pérdidas.

La solución es Jesucristo

Disculpen por lo largo del cuento, pero fíjense cómo el compromiso, la palabra y la confianza hacen del mercado financiero global algo muy delicado. La falta de fe en una institución, persona, gobierno o grupo, puede descalabrar el trabajo de mucho tiempo. Nuestra solución son las palabras de Jesucristo que podemos encontrar en los libros de Mateo y Lucas, respectivamente.

Jesús llama a sus discípulos «Hombres de poca fe», nos afanamos por lo que no ha llegado (Mateo 6:30); eso no quita que le prestemos importancia, pero sí dejamos de creer que Dios tiene cuidado de nosotros. Ésa es la crisis.

Él no quiere que tengamos incertidumbre, preguntando: ¿Por qué teméis, hombres de poca fe? (Mateo 8:26) E inmediatamente hizo cesar la tempestad. Si éste Jesús, hijo de Dios, podía ordenar a los vientos y la mar cuando no estaba glorificado aún, ¿cuánto más ahora, qué esta sentado a la diestra de Dios? La crisis es creer que Él no puede ayudar nuestra economía.

Si sentimos que nos hundimos en los problemas, el éxtiende su mano y pregunta (como a Pedro): Hombre de poca fe ¿Por qué dudaste? (Mateo 14:31) Nuestra crisis empieza cuando dejamos de creer y empezamos a actuar por nuestra cuenta. Créanme que así empieza. En un símil, como ovejas creemos que nosotros podemos buscar buenos pastos, pero Él es el Buen Pastor.

Cuando no tenemos pan (he vivido esa afanosa ansiedad en persona), el nos dice: ¿Por qué pensáis dentro de vosotros, hombres de poca fe, que no tenéis pan? (Mateo 16:8) A la verdad le testifico que Dios tiene múltiples formas de hacer llegar el pan a sus hijos.

¿Por qué algunos no pueden vencer la crisis?

Les respondo: Por vuestra poca fe; porque de cierto os digo, que si tuviereis fe como un grano de mostaza, diréis a este monte: Pásate de aquí allá, y se pasará; y nada os será imposible. (Mateo 17:20)

No podemos crecer un codo más, no podemos producir más de lo que Dios ha determinado que lo hagamos; Dios provee para que en el ciclo natural muchas cosas que perecen casi inmediatamente subsistan, ¿qué hará con nosotros?

Y si así viste Dios la hierba que hoy está en el campo, y mañana es echada al horno, ¿cuánto más a vosotros, hombres de poca fe? (Lucas 12:28)

No dejemos de creer que Dios puede respaldar nuestra fe. Si los hombres pueden respaldar un papel, ¿cuánto podrá Dios respaldar su Palabra que es vida?

Mas buscad el reino de Dios, y todas estas cosas os serán añadidas. (Lucas 12:31)

Dios les bendiga!

El chico que nunca debió jugar al fútbol

Hago eco del siguiente artículo que encontré en el periódico El País, sobre la situación de David Barros, un chico que sólo quería jugar fútbol.

Lo más interesante que pudo narrarnos la periodista María R. Sahuquillo, es la cruda realidad que existe en el conocimiento de las consecuencias de un diagnóstico médico. El chico tenía una patología cardiaca, pero el médico no le dijo que hacer deporte era peligroso. La historia se torna peor cuando podemos leer de un atraso de 45 minutos de la ambulancia para llegar al lugar de los hechos (pensaba que sólamente era aquí que pasaban estas cosas).

Es una lectura que te hace peso y despierta la necesidad de poder estar pendientes de qué es lo que afecta verdaderamente a nuestros hijos. No podemos permitir que las cosas pasen, hay que pedir a Dios dirección, mucho más en estos tiempos.

Lectura en el periódico El País.