¿Te etiquetan como Webmaster?

No tengo nada en contra de los Webmasters, en serio. Mi problema es con el paradigma del empresario dominicano sobre aquellas personas que gestionan sus activos digitales.

Un webmaster es conocido comúnmente como un muchacho que sólo actualiza un sitio en Internet. Es alguien que «tiene que hacer lo que le indiquen», sin preguntas, sin titubeos y «sin mucha teoría».

Si eres un emprendedor, es ventajoso ser el gestor de tus propios activos digitales. Te da control sobre el producto final. Muchas veces el paradigma recae sobre personas que tienen cualidades de gestión que están por encima del término o del paradigma mismo.

El caso de «Carlota»

Una señora graduada en Publicidad, postgrado en «Comunicación Social», especialidad en «Mercadotecnia»; es un gran partido para un proyecto de cooperación internacional. Habla inglés, francés, italiano y se «entiende» con el alemán.

Diariamente escribe contenidos, gestiona las fuentes de información, depura el material que sus colegas nunca pueden comunicar correctamente y de contestar lo que nadie quiere contestar. Actualiza 4 sitios web ella sola, diseña lo que necesita, en fin, es un ejército de una sola mujer.

Ya es momento por el cúmulo de trabajo y responsabilidades -sobre todo que al Director le encanta que Carlota resuelva todo, que ella pueda tener un personal de apoyo. En Recursos Humanos surge la siguiente duda: ¿Como le asignamos un asistente a una posición de asistente?

¡¿Cómo?! Créalo o no, para esa oficina, un «Webmaster» es como un asistente. No es nadie. Es más capacitada que el resto del la oficina, pero su condición -y el paradigma que la persigue, le genera un serio inconveniente.

En lo que ese caso se ventila, pasa un año. Carlota sigue con mucho trabajo, pero llega su momento: Aprobaron el ascenso y la asignación de un recurso que le «asista».

«Fuiste ascendida a Web Manager. Pero existe un problema» -le indica la «jefa» de Recursos Humanos.

«¿Cuál?» Pregunta Carlota.

«Para nosotros un «Manager» es como un director en otro tipo de instituciones» – replica la doña. «Debes buscar otro nombre para la posición, así nos evitamos conflictos».

Posiciones para «ex-webmasters»

Lo primero para romper con el paradigma, es poder quitarse el nombre «web» de encima. En mi caso, generalmente propongo que se pueda apropiar de los siguientes conceptos:

  • e-marketing: Si vas a trabajar con publicidad online.

 

  • e-commerce: Si tus acciones son de venta online o de gestión de canales electrónicos.

 

 

  • e-learning: Si tus acciones están relacionadas con el aprendizaje online.
  • e-goverment: Si tus acciones lamentablemente están encaminada al uso de servicios del gobierno online.

 

 

  • New Media: Cuando tu trabajo consiste en desarrollar productos para diferentes medios digitales, sobre todo si estás explorando el Social Media (emarketing tiende a limitarte en banners).

 

 

  • Production: Cuando tu trabajo tiene que ver con el procesamiento del contenido, diseño, programación. Es decir, cuando no esté claro la línea de es qué cada cosa.

 

 

  • Interactive: Similar al New Media, pero es cuando no gastas el dinero en publicidad, sino que abrazas el concepto ROI, desde que te levantas en la mañana.

 

Bueno, entiendo que con esas opciones -y otras más que existen, pueden librarse algunos del término web. En algunos bancos, el homólogo del New Media, es quien gestiona los «Canales Electrónicos», hasta que llegó el e-banking; generalmente el VP de Canales Electrónicos es jefe del Gerente de e-Banking. Es pura gravedad.

¿Qué recomiendo para Carlota?

Que se convierta en una New Media Coordinator. Como no puede ser gerente y se supone que ya no es una asistente (dentro de dicha jerarquía); el coordinador, como su nombre lo indica, coordina cosas; tiene responsabilidades que comparte de forma directa con sus colaboradores.

En pocas palabras, puede tener un criterio y puede decir que NO. ¿Por qué New Media? El mundo cambia y sobre todo, el entorno de los organismos de cooperación. New Media le abre las puertas a la web, a los kioskos y a los móviles -sobre todo en un país donde hay prácticamente 7,801,858 celulares*.

¿Para qué ser Web, si podemos ser móviles? Hasta la próxima.

*=Cifras del Indotel, a Marzo 2009.

¿Alianza por la educación?

Una nota del Nuevo Diario reza de la siguiente manera:

«La Secretaría de Estado de Educación (SEE) y la empresa Microsoft Dominicana firmaron este miércoles un convenio denominado «alianza por la Educación», con el propósito de mejorar el acceso y uso de la tecnología de informática y comunicaciones (TIC) en la educación primaria y secundaria. El acuerdo tendrá una duración de cinco años.»

Nuevamente el estado dominicano (como pasó en el 1998), retoma el mismo modelo de «contratación» tecnológica, comprometiendo la capacidad de elección individual al uso o no de una herramienta propietaria, como lo son los software producidos por Microsoft. Cinco años de compromiso de la educación dominicana en beneficio de una empresa en específico.

Según palabras del Secretario de Educación:

«…miles de estudiantes de educación básica estarán recibiendo enseñanza de calidad, a través del uso de herramientas tecnológicas».

Esto es más desconcertante cuando uno sigue leyendo que

Microsoft proveerá de software y herramientas a los centros educativos públicos para fortalecer su oferta académica, a fin de formar la base para adelantos continuos en educación y aprendizaje…

…el programa incluye suministro de recursos, capacitación, experiencia y diseños de tecnología para ayudar a las escuelas a preparar mejor a los estudiantes para la vida y el trabajo en el siglo 21.


Demagogia.

Es importante destacar que el Estado está asumiendo compromisos de 5 años de capacitación para el área educativa. Es decir, que la educación pública adoptará programas de enseñanza en TICs que son aportados por Microsoft. En un mercado global que está diciéndole NO al «gigante de la informática» por sus tácticas de licenciamento, nosotros venimos y le recibimos como un viejo amigo.

Me interesaría saber si al Secretario de Educación le hablaron de Google for Education, donde recibe recursos educativos y de capacitación para maestros totalmente gratis. Anótelo, sin inversión. Lo que verdaderamente necesita nuestro educación son recursos para el desarrollo, no para el consumo.

Repito lo mismo como hace 3 años atrás, las TICs no son para consumir, sino para desarrollar.

No es posible que en un país donde cada vez produce menos, enseñemos en las aulas a consumir; en vez de inventar, crear, producir… Necesitamos que nuestras manos como pueblo utilicen la tecnología en pos de la construcción y no detrás del endeudamiento que proviene del consumo.

¿Esos niños que recibirán educación a la «Microsoft Way», comprarán una licencia? ¿No estaremos creando los futuros piratas del mañana? Éstos al estar sumergidos en la pobreza y con el sólo conocimiento de una herramienta (Microsoft), no tienen otra vía sino la del uso ilegal del software.

¡Oh, cómo quisiera ver a los jóvenes lejos del flajelo de la piratería! Hay herramientas que pueden utilizarlas los que menos pueden. Están Linux, Open Office y Symphony, entre otras. ¿O será que en las oficinas de Educación no recuerden que hay miles de dominicanos que aún no comen? Si no tienen para comer, entonces, ¿quién pagará por sus licencias? Se olvidan que no hay techos en las aulas y otras se inundan bajo la lluvia, ¿entonces procederán ahora a reducir la brecha digital?

Este mundo afectado por la economía, no debe basar la educación de las generaciones venideras a conocimientos amarrados a la compra de activos; eso es condenar a nuestros infantes a tener que comprar un software en el mañana, porque no conocen otra cosa. Eso no es justo.

Entiendo ahora que el título de la noticia debió ser: Alianza por el lucro. Felicitaciones a los chicos de Microsoft, buena venta.