Infografía indicadores del Internet en República Dominicana

Gracias a apoyo de Carolina Rondón (@carolinarondond), logramos graficar los datos expresados en los artículos Análisis a los indicadores del Internet en la República Dominciana y Más indicadores sobre el Internet en República Dominicana, donde los datos recolectados son un interesante aporte para la cultura digital.

Al hacer click en la imagen podrán verla a pantalla completa.

También agradezco a Mite Nishio (@mitenishio), por su reporte que es el centro de los artículos y de esta infografía. El recurso está compartido en SlideShare para su distribución.

El dilema de emprender en un mercado saturado

Este escrito no se refiere a ningún software libre, sino a una etapa de la vida del emprendedor criollo.

En la ultima década, el sueño de todo profesional es convertirse en el dueño absoluto de su tiempo –por lo menos en algún momento de su vida. La cultura emprendedora ha sido acogida a todos los niveles sociales.

El riesgo que asume todo profesional —me incluyo en la frase– al dedicar el 100% de su tiempo a su emprendimiento es alto si verificamos las condiciones de nuestro país. El riesgo es mayor cuando el emprendedor selecciona una categoría saturada.

¿Categoría saturada? Sí, una categoría donde todos hacen lo mismo. Generalmente son las más fáciles de abordar (quizás porque pueden copiar el trabajo de otros) pero en la realidad son las más difíciles de rentabilizar.

Si piensas dedicarte por entero a tu pasión y que el emprendimiento sea tu fuente principal de ingresos, debes seleccionar muy bien el nicho donde te vas a desenvolver. No es lo mismo cuando tienes un trabajo y tu emprendimiento es considerado como un ‘picoteo’, las decisiones que tomas diariamente son muy diferentes.

#OpenChest

Cuando haces la transición del trabajo al emprendimiento considerando que vas a tomar las decisiones de igual forma —sin arriesgar el cash flow, es el momento cuando en buen dominicano decimos: «se te puede abrir el pecho».

Open Chest (pecho abierto) es la consecuencia de considerarte invulnerable. Por más conocimientos que pueda tener un emprendedor y todos los amarres que pueda realizar para posicionarse en su categoría, si no considera el factor tiempo, puede chocar con la gran pared llamada realidad.

Me preocupa la gran cantidad de emprendedores peleando en la misma categoría, arriesgándose a ser considerados como mediocres cuando tienen un gran potencial.

Crea tu categoría

Si se analiza la cultura emprendedora y se revisa el efecto de los «valleys» que internacionalmente han marcado la diferencia en el planeta, podemos darnos cuenta que el primer consejo que sale de todas las conversaciones es la necesidad de «re-inventarse», mas bien «re-inventar la categoría».

La única oportunidad del emprendedor para destacarse es convertirse en innovador. Al innovar se corre riesgo de fracasar pero nunca serás considerado como uno más del montón.

Otra estrategia que he visto en algunos emprendedores es la «sustitución». El emprendedor selecciona una marca o figura persiguiendo sus pasos hasta que la misma —dentro de su ciclo de vida- entre en la etapa de declive. En ese momento el emprendedor adopta el modus operandi del anterior proclamando para sí el espacio o la categoría. En muchos casos, el «sustituto» niega la existencia del anterior —C’est la vie.

La comunidad perdida

A diferencia de otros mercados, el nuestro es bastante competitivo. Los emprendedores trabajan como islas donde es evidente la falta de coordinación y comunicación entre los mismos. Pueden usar la misma tecnología, utilizar los mismos proveedores, pero nunca compartirán entre ellos las buenas prácticas.

Eso se traduce en que los factores externos del mercado los golpean constantemente sin tener más remedio que asumirlos sin reclamo. El miedo a perder la ventaja competitiva hace que los emprendimientos y que muchos negocios PYME sean presa de sus propios clientes o usuarios.

Como he dicho antes:  El networking es la herramienta —comprobada en Silicon Valley, que dinamiza a las industrias jóvenes como la nuestra.

Quien logra en una categoría saturada convertirse en conector tiene la ventaja de sobrevivir. Más aún, puede lograr ingresos de múltiples fuentes en el momento cuando la realidad del «cash flow» contraste sea inferior al salario que decidimos dejar atrás.

República Dominicana como término digital

Bohío #170, Octubre-Noviembre 2012

Hace algún tiempo retomamos el hábito de analizar las tendencias en torno al término “República Dominicana” por simple curiosidad de conocer cómo está posicionado digitalmente nuestro país, lo cual constituye un motivo suficiente para configurar la herramienta de monitoreo social.

¿Qué encontramos al buscar “Dominican Republic” y “Republica Dominicana”, respectivamente?

En Google.com el término “República Dominicana” está bien representado por el siempre perenne link de Wikipedia (en las posiciones primera y segunda), en tercer lugar nos representa el Ministerio de Turismo (godominicanrepublic.com). Gracias a las bondades de Google podemos encontrar un resumen o ficha país, que ahorra al visitante tiempo en conocer quiénes somos y dónde nos localizamos.

En cambio, si utilizamos el término en inglés “Dominican Republic” en el buscador, encontramos nuevamente a Wikipedia en la primera posición, al igual que la ficha país que Google nos ofrece. Lo que aún lamento es que no existe una referencia local en los nueve resultados siguientes de la búsqueda.

Para aquellos que interactúan diariamente en la industria, es bien conocido que para posicionarse con el término es sumamente caro y laborioso en relación con el Search Engine Optimization (SEO), por ser una búsqueda de alto volúmen y al mismo tiempo, existir unos 456,000,000 de sitios que hacen referencia a nuestro país y que compiten por aparecer en los primeros 10 resultados.

Si nos vamos a las redes sociales, tomando como primera muestra Twitter, encontramos un efecto inverso. Al utilizar el término “Dominican Republic”, nuestro primer resultado es el perfil en inglés del Ministerio de Turismo. En cambio, si utilizamos el término “República Dominicana”, los resultados son conversaciones que reflejan la idiosincrasia del dominicano, pero ninguna cuenta oficial o comercial. Al intentar el mismo patrón de búsqueda en Facebook, la red social número uno en República Dominicana, encontramos un patrón diferente a los anteriores, y los enumeramos a continuación:

  1. El término “Republica Dominicana” arroja perfiles de marcas locales en la búsqueda dinámica del home.
  2. Cuando amplías la búsqueda con el mismo término, encontramos páginas comunitarias y perfiles de dominicanos “populares” o relacionados a perfil de quien realiza la búsqueda.
  3. El término “República Dominicana” no retorna ninguna página oficial u oferta turística.
  4. El término “Dominican Republic” retorna perfiles base generados por Facebook en colaboración Wikipedia –la misma técnica que aplica Google. Sólo se refleja una oferta hotelera.
  5. Cuando amplías la búsqueda del mismo término, encuentras algunos perfiles personales de personas inscritas a la red “Dominican Republic” y empresas del sector turismo que tienen perfiles personales.

Necesitamos consolidar nuestro posicionamiento digital

Buscadores como Google y redes sociales como Twitter y Facebook tienen algoritmos diferentes para posicionar y presentar los resultados. Nunca encontraremos homogeneidad entre estos sitios. Ahora, los datos si reflejan que como país estamos desaprovechando la oportunidad de posicionarnos y consolidarnos en Internet.

La tarea es sencilla: el esfuerzo que hacemos en español en un buscador o red social, debemos aplicarlo al inglés (u otro idioma) y viceversa. Generalmente se vierten críticas sobre cómo el Ministerio de Turismo ejecuta su estrategia digital, pero si se observan los datos encontrados, veremos que no sólo el Estado está desaprovechando una oportunidad, también el sector privado.

Nuestro gran reto como sociedad –aparte de reducir la brecha digital– es poder actualizar nuestro posicionamiento. Un ejemplo de esta situación podemos verlo en el sitio dominicanway.com, único portal en el mercado producido en once idiomas con información relevante sobre República Dominicana, y no necesariamente está ubicado entre los primeros resultados de búsqueda, razón que nos pone a pensar en las dificultades relacionadas con el tema del posicionamiento para las empresas dominicanas. Tanto Google como las redes sociales se están convirtiendo en espacios más complejos y avanzados. Esto significa que cada año que pasa es más costoso posicionarnos correctamente.

Escrito en Octubre 2012 para la Revista Bohío.
Publicado en la Revista Bohío #170 (Octubre-Noviembre 2012).

Política dominicana: ¿Quién tiene la ventaja en Social Media?

ESTADÍSTICAS PRIMER ESTUDIO REDES SOCIALES EN POLÍTICA AFIRMAN
DANILO MEDINA ES EL DE MAYOR VOLÚMEN DE CONVERSACIONES Y ALCANCE, MIENTRAS HIPÓLITO MEJÍA TIENE MEJOR VALORACIÓN
Sigue leyendo